Es más fácil decirlo que hacerlo. Y sí, normalmente significa gastar un poco más de dinero en un producto, pero a largo plazo es más inteligente.

Aquí hay un ejemplo típico: digamos que compra tres pares de zapatos en plena tendencia de una tienda de moda rápida por un total de 195 dólares. Sin embargo, después de unos meses, la suela del primer par de zapatos comienza a despegarse, la hebilla del segundo se rompe y el cuero del tercero se agrieta. Cinco meses después tendrá que gastar otros 195 dólares para sustituir esos pares. Lo peor es que, para comprarlos tan baratos, han sido producidos en cantidades masivas, lo que significa que no sólo comprometen la calidad del proceso, sino también que un niño o un adulto ha estado trabajando en terribles condiciones.

Mucha gente argumenta que la industria de la moda da trabajo a la gente en los países en desarrollo que de otra manera no tendrían, pero la verdad es que los trabajadores lo hacen a menudo por debajo de un salario digno. A muchos niños de entre cinco y catorce años se les niega una educación y se les obliga a trabajar, (aproximadamente un 61% en Asia, 32% en África y un 7% en América Latina). ¿De verdad quiere usar algo que apoya esa mala práctica?

Salario digno para una trabajadora. Imagen vía Lavozdegalicia.com

Se supone que un par de zapatos duran al menos tres o cuatro años. Sí, eso podría significar invertir más de 200 dólares en un par, pero se ahorrará dinero en ese plazo. Para asegurarse de que está comprando buena calidad, averigüe dónde y quién fabricó el producto. No es casualidad que todos pensemos en Europa, especialmente en Italia, cuando pensamos en grandes zapatos.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.