Conocíamos poco de Dieter Rams, icono del diseño industrial, y fue precisamente de la mano de un blog amigo, Diario de un Producto de Fran Gallardo, donde nos pusimos al día en el trabajo y trayectoria de este creador, mezcla de ingeniero y filósofo.

Dieter Rams nacido en 1932 en Wiesbaden (Alemania) ha desarrollado gran parte de su carrera como jefe de diseño desarrollando productos de consumo para la multinacional Braun.

Rams ha sido clave en el renacimiento del diseño funcionalista alemán (la Gute Form) a mediados del siglo XX. Ya incorporado en Braun, Rams influyó enormemente en la dirección estilística de la marca, llevándola a un Racionalismo que pronto caracterizaría los productos y la identidad de la compañía.

Para Dieter Rams su entorno es como una confusión impenetrable de formas, colores y ruidos

Siempre preocupado por la bondad de su diseño, enunció una serie de principios para medir el buen diseño de la manera más objetiva posible.

Ejemplo del trabajo de Rams en una radio Braun de 1955

Estos son los 10 principios del buen diseño de Dieter Rams:

  1. El buen diseño es innovador: las nuevas oportunidades que debidas al desarrollo tecnológico dan lugar a numerosas posibilidades a la hora de innovar en el diseño.
  2. El buen diseño hace a un producto útil: el objetivo principal de un producto es su utilidad. Su diseño debe práctico, siendo accesoria la satisfacción de los otros criterios, como los psicológicos ó estéticos.
  3. El buen diseño es estético: la buena ejecución del diseño no debe estar exenta de belleza.
  4. El buen diseño hace a un producto comprensible: un buen diseño simplifica la estructura del producto y muestra claramente su función mediante la intuición y observación del usuario.
  5. El buen diseño es honesto: un diseño honesto nunca intenta mentir sobre lo que aporta el producto. No trata de manipular al consumidor mediante promesas de una falsa utilidad más allá de lo implementado.
  6. El buen diseño es discreto: el producto y su diseño deben de ser neutros y sobrios.
  7. El buen diseño tiene una larga vida: las modas van y vienen. Un buen diseño y su perfecta ejecución crean productos útiles y atemporales.
  8. El buen diseño es consecuente en sus detalles: el buen diseño no deja nada al azar. Debe ser preciso en cada detalle, expresando el respeto del diseñador para con sus consumidores. Podemos considerar que cada error es una falta de respeto.
  9. El buen diseño respeta el medio ambiente: un buen diseño debe ser respetuoso con el medio ambiente, emplear de manera ecointeligente los recursos, y minimizar de la contaminación y el impacto durante el ciclo de vida del producto.
  10. El buen diseño es diseño en su mínima expresión: Dieter Rams distingue entre el habitual paradigma en diseño: Menos es más y en su lugar propone: Menos, pero con mejor ejecución. Destaca que este enfoque fomenta los aspectos fundamentales de cada producto y elimina todo aquello que no es esencial.

No podemos dejar de recordar en este momento los principios de Hannover del diseño sostenible, perfectamente compatibles con los propuestos por Rams.

Tanto Rams como Ive han diseñado productos de culto

El buen diseño combate la obsolescencia programada

Para finalizar, os dejamos con un vídeo donde comparten sus ideas sobre diseño Dieter Rams y Jonathan Ive de Apple:

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.